letras

  • Aire (2008)
    Letras
    • HORIZONTE

      Ya fuimos horizonte

      ¿me querés decir por donde

      me va a tocar escapar esta vez?

       

      Ceraron ya la puerta,

      ya en la salada espera,

      es peor que darse contra esa pared


       

      Y así estaré, buscando melodias sin tu piel,

      confiando en la poesia de saber

      que nadie te desnudara los pies.


       

      Ya fuimos horizonte

      y ¿me querés decir por donde

      me va a tocar escapar esta vez?



      Ceraron ya la puerta,

      ya en la salada espera,

      es peor que darse contra esa pared.


       

      Y así estaré, buscando melodías sin tu piel.

      Confiando en la poesía de saber

      que nadie te desnudara los pies.



      Y así estaré, buscando melodías sin tu piel.

      Confiando en la poesía de saber

      que nadie te desnudará los pies.

    • CANCIÓN ROTA

      Una vez un jardín...

      El rocío brotaba en tus ojos.

      Noche al fin y un jazmín,

      y ese olor que hay antes de la lluvia

       
      Manojito de sal,

      tus silencios hacen que yo sufra.

      Sol de noche sin paz,

      se me nubla todo el pensamiento.


      Mi canción se rompe en mil partes,

      cuando vos, tu voz secretea al oido:

      Mi flor, el dolor que quede en el arte.

      No me alcanza sólo con palabras de amor.


      ¿Para qué?

      Si al final se transforma

      todo en un lamento.

      Mi refugio es tu voz

      y con vos duerme mi sufrimiento


      Mi canción se rompe en mil partes,

      cuando vos, tu voz secretea al oido:

      Mi flor, el dolor que quede en el arte.

      No me alcanza sólo con palabras de amor.

       

    • COLLAR DE FLORES

      Viene mi niña bonita de collar de flores

       Viene cantando y bailando, camina hacia mi.

       Camina chuequito así, camina bonito y viene hacia aquí.


      Viene mi niña y se encienden todos los colores

       Viene mi niña y el día no se quiere ir.

       Camina chuequito así, camina bonito y viene hacia mi.

       Camina chuequito así, baila despacito y llega hasta aquí.


      Viene mi niña y se encienden todos los colores.

      Viene mi niña y el día no quiere dormir.

      Camina chuequito así, camina bonito y llega hasta mi.

      Camina chuequito así, baila despacito y viene hacia aquí.


      Viene mi niña y se pierden todos mis temores,

      cuando le hablo de amores se ríe de mi.

      Cantando bajito así, baila despacito,

      camina bonito así y llega hasta aquí.


      Camina chuequito así, camina bonito,

      baila despacito así y llega hasta aquí,

      y viene hacia mi, y llega hasta aquí.

       

    • EL HOMBRE

      El hombre cree en la verdad,

      persigue la verdad

      y busca la forma de hallar la verdad.

      Que cree la verdad,

      pero quiere explicar

      y no encuentra una explicacion

       
      Porque el hombre nació

      con un solo corazón y lo perdió,

      cuando venía cantando el hombre

      nació con un solo corazón y lo perdió,

      cuando venía para acá.

       
      Sentado el tiempo ve pasar,

      y el tiempo pasará,

      pensando en que un día quizás llegará

      su tiempo de final y el tiempo seguirá

      pero el hombre tal vez no estará.


      Porque el hombre no puede vivir sin corazón

      y lo perdió, cuando venía cantando el hombre

      nació con un solo corazón y lo perdió

      cuando venía para acá.


      El viento lo perseguirá

      y el hombre dejará su huella de hombre

      a orillas del mar,

      no va a mirar atrás

      nunca se detendrá y sin embargo nunca llegará.


      Porque el hombre nació

      con un solo corazón y lo perdió

      en su frenética marcha el hombre

      nació con un solo corazón y lo perdió

      cuando venía para acá.

    • LIMA LIMEÑA

      Una lima limeña, banquete de arvejas,

      la virgen de huelga quedó.

      Y ese gustito a tierra,

      a son de copleras,

      cenizas por el cuerpo, frotó.


      Y en la calle se vive

      fronteras deshechas en cantos

      y bailes al sol

      y te quiero y te extraño

      y te siento al lado del viento

      girando los dos.

       
      Barriletes de sal en el carnaval

      marionetas y vino abren el camino.

      Barriletes de sal en el carnaval.

      Y el diablito que ya me viene a buscar


      Una sonrisa gastada de canto y quebrada

      otra llamada que arde

      y toda la sangre en guardia.


      Una lima limeña, banquete de arvejas,

      la virgen de huelga quedó.

      Y ese gustito a tierra,

      a son de copleras,

      cenizas por el cuerpo, frotó.


      Y en la calle se vive

      fronteras deshechas en cantos

      y bailes al sol

      y te quiero y te extraño

      y te siento al lado del viento

      girando los dos.


      Barriletes de sal en el carnaval,

      marionetas y vino abren el camino.

      Barriletes de sal en el carnaval,

      y el diablito que ya me viene a buscar.

    • PASO BIEN CORTITO

      Una vez reinaba el silencio en la tierra.

      Una letanía de sueño sin fin.

      Todas manos quietas arriba e la mesa

      Todos encerrados en su sinsentir.


      Pero mira que te miran los soles, las lunas.

      Llegan sin remedio y se dejan llevar.

      Es que están esperando que empiece la orquesta.

      A agitar la sangre y ponerse a bailar.


      Paso bien cortito, quiebre de cintura.

      Panza contra panza y ya nada es igual.

      Paso bien cortito, que entibie el aliento.

      Y ojitos que brillen que es baile sensual


      Darle lustre al piso, ponerse a bailar.

    • YO ME QUEDO

      Cielo al ras,

      cien mil pájaros de papel,

      van levandando vuelo.

      Yo me quedo con vos.

       
      Piel de pan,

      tan clarita, color del sol.

      Tan cerca siento el fuego

      que me quemo de amor.


      Suena como el cristal,

      ruido dulce tu voz.

      El murmullo del mar,

      que me entibia en el sueño

      Yo me quedo con vos.


      Mar del sur,

      ojos grises que miran bien.

      Ojo gris, gris del cielo.

      Yo me quedo con vos.

       
      Uva y miel,

      son tus besos, calman la sed.

      Tan bonito es el juego,

      que me quemo de amor.

       
      Suena como el cristal,

      ruido dulce, tu voz.

      El murmullo del mar

      que me entibia en el sueño

      Yo me quedo con vos.

    • Aire tu nombre,
      aire tus manos,
      aire tu adiós
      aire que ya no vuelve,
      que se hace viento.

      Tiemblan mis piernas,
      tiembla la casa,
      tiembla mi corazón,
      quiebra el silencio
      de algo que pasa.

      Luna tu cara,
      luna la esfera,
      esa que se quebró
      esa que nos distancia.

      Tiemblan mis piernas,
      tiembla la casa,
      tiembla mi corazón,
      quiebra el silencio
      de algo que pasa.

      Y así las horas caen
      como hojas secas.
      Sangra el reloj
      sangra, sangra mi corazón.

      Porque el tiempo sin vos
      es como el desierto.
      Porque el tiempo sin vos
      es el tiempo muerto.

      Luna tu cara,
      luna la esfera,
      esa que se quebró
      esa que, esa que nos distancia

      Aire en mis manos,
      viento y arena.
      Tiemblo como esas hojas,
      soy alma en pena.

      Y así las hojas caen
      como esas horas.
      Sangra el reloj,
      sangra mi corazón.

      Porque el tiempo sin vos
      es como el desierto.
      Porque el tiempo sin vos
      es el tiempo muerto

    • NÁUFRAGO

      Como una lluvia hasta la sien,

      la tristeza me inunda.

      Si el despertar depara aquel

      reguero de disculpas.

      Si la palabra queda atrás,

      si el gesto cae de viejo.

      Se rema mal, me lleva el mar.

       
      El viento arrastra una vez más

      arena a la memoria.

      La veo pasar sin respirar

      hasta quedarme ciego.

      Arde la piel, arde la sal,

      se quema hasta el silencio.

      Se rema mal, me lleva el mar.


      Toda la sed, toda la soledad

      de este naufragio sin zarpar.


      Pero a la vez, pero a la vez te irás

      y yo sangrando asi, temblando asi

      voy a salirte a buscar.


      El viento arrastra una vez más

      arena a la memoria.

      La veo pasar sin respirar

      hasta quedarme ciego.


      Arde la piel, arde la sal,

      se quema hasta el silencio.

      Se rema mal, me lleva el mar.

    • PERRO VIEJO

      Duele tu fragilidad -te oi decir-.

      Perro viejo de ciudad.

      Piel de barro seco y miedo atroz.

      El mejor recuerdo es el después.

       
      O el calor del basural

      cuando lo acaricia el sol.

       

      Y el calor endulza esta soledad,

      calma mi respiración.

      Perro adormecido encuentra paz,

      cuando lo acaricia el sol

      al calor del basural.

      Cuando lo acaricia el sol (la soledad)

      al calor del basural.


      Y el calor endulza esta soledad,

      calma mi respiración.

      Perro adormecido encuentra paz

      cuando lo acaricia el sol,

      al calor del basural.


      Cuando lo acaricia el sol (la soledad),

      al calor del basural.

    • LA MULITA

      Se han quedado, 

      tus ojos se han quedado. 

      Enroscados, 

      en el sin fin de un tango.

      Lejos, lejos van hacia la verdad.


      La mulita, 

      camina lentamente. 

      Entre sueños,

      de libertad y muerte. 

      Por saber quién soy,

      donde voy estoy. 

      Mar sin calma, 

      alguna madrugada. 

      Sol que nace 

      cuando ya todo yace.


      Sólo por ti, sólo por mi será.

      Agua que viene y va.

      Sólo por ti, sólo por mi será

      Agua que viene y va. 

       

       

    • SIESTA

      Una vez que fue mejor.

      Se sentían bien tus pies.

      Ropa por el piso y siesta al sol.

       
      No importaba el despertar.

      No importaba ni la sed, 

      no importaba nada más que vos.

       
      Y hoy que estás lejos

       solo vengo y voy, pensando.

      que estoy sediento

       y es por vos que canto.

    • NOCHE LINDA

      Noche linda, noche en flor.

      Mansa mi canción de amor.

      Voy por vos buscándote otra vez

       
      Viento dulce el de tu voz,

      que me llena de embriaguez

      voy por vos buscando tu querer.


      Y al andar,

      te bajo la luna y me pongo al revés,

      camino de manos y río a la vez

      y dejo que el aire me lleve,

      me lleve ligero a tus pies


      Noche linda, noche en flor.

      Mansa mi canción de amor,

      voy por vos buscándote otra vez.

      Voy por vos buscando tu querer.


      Y al andar,

      te bajo la luna y me pongo al revés,

      camino de manos y río a la vez

      y dejo que el aire me lleve,

      me lleve ligero a tus pies.

    • UNA NENA

      Una nena que hastiada de juego se duerme.

      Se detiene el reloj, marca angustiosamente.

      La belleza fugaz de la corta distancia.

      Quema el aire como un huracán de constancia.

       
      Y la sal de la espera carcome las horas

      de este sol que me encuentra junto a ti.

      Y cuando abras los ojos ya no estaré cerca,

      despierto y sin dormir por sufrir lejos de ti.


      Se enamoran, se miran, se tocan, se pierden.

      Se devuelven palabras de amor mansamente.

      La belleza fugaz de tan cálido encuentro,

      se hace trizas el mínimo soplo de viento.


      Y la sal de la espera carcome las horas

      de este sol que me encuentra junto a ti.

      Y cuando abras los ojos ya no estaré cerca,

      despierto y sin dormir, por sufrir lejos de ti.


      Y cuando abras los ojos ya no estaré cerca

      Despierto y sin dormir por sufrir lejos de ti.

    • SOL DE INVIERNO

      Esta ruta de sal lleva al mar, se siente.

      Tengo rota la boca de sed y fiebre.

      Este río de culpa sin dios me lleva.

      Río al cielo remando hacia un mar sin pena.

       
      La luz sos vos que sos

      como un sol de invierno

      resguardo del dolor,

      mañana y calor


      Sigo un rastro de estrellas en el desierto.

      Son tus huellas la estela de mi destierro.

      Mentira, el tiempo flor, tus ojos son sal

      La luz sos vos que sos mi río hacia el mar


      Tu voz de sangre y miel arrulla la espera.

      Arena de este amor que pronto se irá.

      La luz sos vos que sos como un sol de invierno,

      mi sed, mi luz, mi sol, me iré con el viento.